Florentino Pérez Raya entrega los nombramientos en la toma de posesión del Colegio de Enfermería de Cádiz y analiza los temas más trascendentales de la sanidad

El presidente del Consejo Andaluz de Enfermería y del Consejo General, Florentino Pérez Raya, ha presidido el acto de toma de posesión de Rafael Campos como presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, así como del resto de los cargos de la Junta de Gobierno. Un acto en el que estuvo también presente José María Rueda, presidente del Colegio de Enfermería de Sevilla y vicepresidente del Consejo Andaluz. En su intervención, Pérez Raya ha felicitado al presidente del Colegio de Cádiz y al equipo que le va a acompañar en el nuevo mandato que han revalidado. “Habéis sido un ejemplo de Colegio dedicado de lleno a sus colegiados y a los intereses de los pacientes poniendo en marcha todo tipo de iniciativas para defender a los profesionales frente a cualquier tipo de situación injusta. También habéis realizado una gran labor fomentando la investigación y participación científica de los colegiados en todo tipo de foros, facilitando la puesta en marcha en Cádiz de todo tipo de actividades de carácter científico y profesional. En definitiva, habéis hecho crecer nuestra profesión”.

Garantizar por Ley las ratios enfermera/paciente

Florentino Pérez Raya ha hecho un repaso de la actualidad de la enfermería que hoy en día pasa por temas trascendentales como son las ratios de enfermera/paciente, la prescripción enfermera y la mal llamada “farmacia comunitaria”. Respecto al primero de estos asuntos, ha recordado el trabajo histórico realizado por el Consejo General de Enfermería, los Colegios provinciales y los Consejos Autonómicos para conseguir que las comunidades autónomas contasen con suficientes enfermeras para atender a la población. “Llevamos más de veinte años denunciando la desigualdad que existe en España respecto a ratios de enfermeras. Por eso, cuando el Sindicato de Enfermería SATSE ha propuesto que nos unamos a su recogida de firmas para conseguir poner en marcha una iniciativa legislativa popular que regule unos mínimos respecto a dichas ratios, no hemos dudado en sumar fuerzas y trabajar todos juntos para conseguirlo”. En este sentido ha anunciado que toda la Organización Colegial va a participar activamente en esta campaña de petición de firmas: “tenemos una responsabilidad con el paciente y con su seguridad, todos los estamentos de la enfermería debemos trabajar juntos para conseguir que se promulgue esa Ley y llegue un día en el que una enfermera no vuelva a tener que enfrentarse a una sobrecarga asistencial que ponga en riesgo su seguridad y la de sus pacientes”.

La mal llamada “farmacia comunitaria”: riesgo para los pacientes y privatización

Florentino Pérez Raya también ha explicado el trabajo que está desarrollando el Consejo General y la Organización Colegial de Enfermería para frenar los movimientos de privatización de la sanidad pública que pretende poner en marcha el Consejo General de Farmacéuticos, los Colegios provinciales y las oficinas de farmacia. “Los farmacéuticos son una profesión hermana, como expertos en el medicamento realizan una labor fundamental en la dispensación de medicamentos en las oficinas de farmacia facilitando desde allí a los pacientes información y educación en el uso correcto de fármacos y en la prevención de efectos adversos farmacológicos. Sin embargo, no podemos permitir bajo ningún concepto que las farmacias, que además son establecimientos comerciales privados, vengan a suplantar a las enfermeras y a los médicos de la sanidad pública prestando asistencia a pacientes. Una asistencia que, recordó, “no es altruista como están pretendiendo vender a la opinión pública: las farmacias pretenden cobrar a los pacientes, la inmensa mayoría de ellos crónicos y pensionistas”.

En este sentido, Pérez Raya ha aseverado que la mal llamada “farmacia comunitaria” además de una privatización encubierta de la sanidad pública es “una amenaza contra la salud de los ciudadanos porque los farmacéuticos no reciben formación ni preparación alguna en su plan de estudios universitarios para prestar ningún tipo de asistencia”. Además, ha recordado que “cuando enfermeras y médicos prestan su asistencia lo hacen con un único interés: la salud de las personas. Ninguno de ellos obtiene un margen o beneficio económico como consecuencia del diagnóstico que realicen o de los medicamentos, productos sanitarios o recomendaciones que indiquen a los pacientes. Sin embargo, las oficinas de farmacia no pueden afirmar lo mismo, viven de la venta de cada medicamento o producto que sale de su mostrador”.

Florentino Pérez Raya ha recordado que la “farmacia comunitaria” es un término que se han inventado los propios farmacéuticos y que no existe ni tiene regulación legal alguna como sí ocurre en el caso de la enfermería y la medicina familiar y comunitaria, ambas especialidades del Sistema Nacional de Salud a las que se accede por una oposición estatal y que requieren de años de residencia, dos las enfermeras y cuatro los médicos. “A todo esto hay que sumarle que la legislación actual prohíbe que los profesionales que prestan asistencia puedan dispensar los medicamentos que prescriben, “por lo tanto existe una prohibición legal expresa para las oficinas de farmacia, sólo médicos y enfermeras pueden prestar asistencia sanitaria”.

Prescripción enfermera

Finalmente, otro de los temas que ha centrado el discurso del presidente ha sido el Real Decreto de prescripción enfermera. “Esta norma nos ha devuelto la seguridad jurídica a las enfermeras y enfermeros; ahora sabemos que podemos trabajar en nuestros puestos sin más preocupaciones que la salud de nuestros pacientes”. Pérez Raya ha aseverado que esta nueva regulación ha colocado a la enfermería española a la vanguardia mundial: “somos el único país del mundo en el que el 100% de las enfermeras y enfermeros tienen la posibilidad de acreditarse como enfermeros prescriptores e indicar fármacos y productos sanitarios”.

Florentino Pérez Raya ha explicado que la sanidad andaluza ha tenido un “protagonismo enorme” en la consecución final de este Real decreto: en el grupo de representantes de las profesiones que participaron en la negociación, “los andaluces éramos mayoría”. Además, ha recordado que “las personas que finalmente firmamos el acuerdo fuimos los mismos que pactamos la prescripción enfermera en Andalucía: Serafín Romero y yo, ahora como presidentes nacionales de médicos y enfermeras y originariamente como presidentes andaluces de ambos colectivos”. El presidente del CGE ha tenido palabras de agradecimiento para su homólogo en la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, y el resto de representantes de la profesión médica “su predisposición al diálogo y a la negociación “ha sido todo un ejemplo”.

Respecto al futuro inmediato, Pérez Raya ha explicado que ahora el objetivo de toda la Organización Colegial de Enfermería va a ser modificar dos leyes: la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) y la Ley del Medicamento. “Es necesario adaptar ambas leyes a la Directiva Europea que reconoce a las enfermeras la capacidad de diagnóstico enfermero. Por ello vamos a trabajar para conseguir modificar ambas Leyes y lograr que la legislación reconozca a las enfermeras como prescriptores de medicamentos en igualdad de condiciones que médicos, odontólogos y podólogos”.

Ventanilla única

Agenda

Consejo General Enfermería
Enfermeras Para el Mundo
Canal enfermero
Diario Enfermero
Info Enfermeria
Volver