Más de ocho mil enfermeras y enfermeros han denunciado este pasado sábado, 18 de junio de 2022, la situación de abandono y precariedad que sufre nuestro Sistema Sanitario después de años de numerosos recortes en recursos y medios.

Las enfermeras han exigido de manera firme y contundente a gobiernos y partidos que pongan en marcha las medidas necesarias para mejorar la atención sanitaria y cuidados a la sociedad, así como sus condiciones profesionales y laborales.

Miles de enfermeras y enfermeros procedentes de todas las comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, han participado este sábado, 18 de junio, en Madrid, en una multitudinaria manifestación para denunciar la situación de abandono y precariedad que sufre nuestro Sistema Sanitario después de años de recortes en recursos y medios por parte del conjunto de administraciones públicas. “La voz de las enfermeras, más fuerte y unida que nunca, ha inundado este sábado las calles del centro de Madrid para que ningún responsable público y político se siga desentendiendo de las necesidades de nuestro sistema sanitario y sus profesionales, o lo que es lo mismo, de la salud, bienestar integral y calidad de vida de más de 47 millones de personas”, han expresado las organizaciones convocantes de la manifestación.

Las enfermeras han exigido también a gobiernos y partidos políticos que cumplan los compromisos adquiridos durante la pandemia del Covid-19 y pongan en marcha las medidas necesarias para mejorar la atención sanitaria y cuidados al conjunto de la sociedad, así como sus condiciones profesionales y laborales. Asimismo, la manifestación ha puesto el foco en la necesidad de que las instituciones acaben con la injusta discriminación laboral y profesional que sufren las 325.000 enfermeras de nuestro país, al seguir perteneciendo al subgrupo A2 dentro de la administración pública, y haga posible que se incluyan en el Grupo A, sin subgrupos, algo que debería haber sucedido ya hace 15 años.

Insuficiente inversión

Unidad Enfermera subraya que el conjunto de administraciones públicas autonómicas no ha incrementado sus respectivos presupuestos como sería necesario y suficiente para garantizar en todos los servicios de salud una atención optima, rápida y de calidad, ya sea en los hospitales, centros de salud u otros centros sanitarios y sociosanitarios.

Como consecuencia, apunta, las listas de espera para consultas, pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas en los hospitales son cada vez mayores, al igual que para ser atendido en un centro de Atención Primaria, las situaciones de colapso en los centros se repiten con demasiada frecuencia y no solo en verano se procede al cierre, temporal o permanente, de unidades y servicios.

Falta de enfermeras

En lo que respecta al déficit estructural y crónico de plantillas enfermeras en el conjunto del Estado, Unidad Enfermera recuerda que España cuenta con una ratio de 5,6 enfermeras/os por 1.000 habitantes cuando la media europea es de casi nueve enfermeras/os por 1.000 habitantes, lo que le sitúa, año tras año, “a la cola” de Europa.

Por ello, el número de pacientes que tiene que atender cada enfermera o enfermero, tanto en los hospitales como en los centros de salud y centros sociosanitarios, duplica e, incluso, triplica las cifras establecidas para poder garantizar la calidad y seguridad asistencial en todo momento. Una realidad que conlleva una mayor probabilidad de riesgos, complicaciones, reingresos, efectos adversos, e incluso, fallecimientos, como constatan numerosos estudios científicos nacionales e internacionales.

Entornos seguros

Trabajar en entornos laborales seguros es otra prioridad para las enfermeras que sufren en primera persona en su gran mayoría el problema de las agresiones por parte de pacientes o familiares que suelen proyectar su malestar y enojo por problemas del funcionamiento general del sistema sanitario en los profesionales, a pesar de que hacen todo lo posible para que no se vea perjudicada su atención y cuidados.

Recorrido

Convocada por Unidad Enfermera, que representa los intereses de las 325.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país, la manifestación se ha iniciado en la Plaza de Jacinto Benavente y, tras pasar por la Puerta del Sol y el Congreso de los Diputados, concluyendo su recorrido frente al Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado, donde se ha leído un manifiesto en defensa de la Sanidad y sus profesionales, además han intervenido distintos representantes de las organizaciones convocantes.