• Las personas que se contagien de COVID-19 y desarrollen sintomatología leve no tendrán que guardar cuarentena en España a partir del lunes 28 de marzo. Además, según la nueva estrategia, dentro de los ámbitos vulnerables, como centros sanitarios o sociosanitarios, los aislamientos quedan reducidos a cinco días.

Hace unas semanas el Ministerio de Sanidad anunciaba le supresión de cuarentenas a todas aquellas personas que fueran contacto estrecho de positivo, independientemente de que estuvieran vacunados o no. Este martes la Comisión de Salud Pública ha anunciado nuevas medidas en el marco de la actualización y estrategia del Protocolo COVID-19 en España.

Entre las novedades más destacadas de esta nueva actualización destaca que las personas que se contagien de COVID-19 y desarrollen sintomatología leve no tendrán que guardar cuarentena. Además, según la nueva estrategia establece que, dentro de los ámbitos vulnerables, como centros sanitarios, asistenciales o sociosanitarios, los aislamientos quedarán reducidos a cinco días.

Por su parte, la medida entrará en vigor este lunes 28 de marzo con el objetivo de dar un poco de respiro a la ciudadanía desde el inicio de la crisis sanitaria y avanzar hacia la “gripalización” del virus. “Con esta medida, el Ministerio pasa de priorizar la propia infección a centrarse en quién se contagia, poniendo el foco en la población más vulnerable e implementando medidas en este sentido” ha explicado José Miguel Carrasco, presidente de las 43.000 enfermeras de Andalucía.

En añadido, la nueva estrategia de Salud Pública argumenta que se eliminará el "aislamiento estricto" optándose por una "recomendación" para hacer reposo y teletrabajar, si es posible. Además, insisten en la importancia de implementar las medidas higiénico sanitarias para la prevención del COVID-19 como vienen siendo las mascarillas, distancia social y uso de geles hidroalcohólicos.

Cuarentenas en residencias

De hecho, según ha anunciado el Gobierno, las cuarentenas solo se mantendrán en las residencias de ancianos, pasando a ser de cinco días, siempre que el quinto día haya transcurrido sin síntomas. Además, aclaran, que será el mismo tiempo de aislamiento en los hospitales, siendo necesaria una prueba diagnóstica para finalizar la cuarentena.

Pruebas de detección COVID

La otra gran modificación pasa por la eliminación de la realización de pruebas de diagnóstico del COVID-19 a nivel general. Es decir, ya no se harán cribados masivos ni test a pacientes asintomáticos y será decisión de los propios profesionales sanitarios determinar si procede realizar la prueba diagnóstica o no.

En este sentido, Sanidad ha explicado que gran parte de las pruebas de detección se centrarán fundamentalmente en personas con factores de vulnerabilidad, como vienen siendo los mayores de 60 años, el colectivo de inmunodeprimidos y las embarazadas.

Prudencia

En este sentido, ante las nuevas medidas implementadas por el Ministerio de Sanidad y los datos COVID de las últimas semanas, el Consejo Andaluz de Enfermería quiere hacer un llamamiento a conservar la prudencia y responsabilidad, además de respetando las medidas higiénico sanitarias para la contención del virus, muy especialmente ante la aparición y rápida propagación de la variante silenciosa de Ómicron.