Desde el día de ayer, martes 1 de febrero de 2022, los viajeros que deseen entrar a España deberán presentar test de antígenos con un límite de 24 horas antes del viaje en lugar de 48 horas como establecía la normativa hasta el momento.

El Ministerio de Sanidad ha modificado los requisitos para los viajeros que deseen entrar a España. Desde el día de ayer, martes 1 de febrero de 2022, únicamente serán válidos los test de antígenos realizados 24 horas antes del viaje en lugar de 48 como estaba previsto hasta ahora.

Por su parte, los viajeros también pueden presentar, como antes, una prueba PCR negativa realizada con una antelación máxima de 72 horas. En este sentido, desde el Consejo Andaluz de Enfermería se recuerda que el certificado de prueba diagnóstica deberá incluir, al menos, la siguiente información: nombre y apellido del titular, fecha de la toma de la muestra, tipo de test realizado y país emisor.

En un comunicado publicado en el día de ayer, el Ministerio explicaba que "A partir de hoy, sólo se considerarán válidos los negativos de pruebas de detección de antígeno para la COVID-19 cuya muestra se haya obtenido en las 24 horas anteriores a la llegada a España y siempre que se trate de pruebas incluidas en la lista común de test rápidos de detección de antígeno para COVID-19, publicada por la Comisión Europea en base la Recomendación del Consejo 2021/C 24/0", una decisión necesaria para adaptar los requisitos a la normativa europea.

Por su parte, esta nueva medida ya ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del día de ayer.

Pruebas PCR

De igual manera, continuarán considerándose como válidos los test PCR realizados 72 horas antes a la llegada a España. En este sentido, desde Sanidad aclaran que el certificado de prueba diagnóstica deberá incluir, al menos, nombre y apellido del titular, fecha de la toma de la muestra, tipo de test realizado y país emisor.

Pasaporte COVID

Por otra parte, cabe destacar que también ha entrado en vigor la medida europea que sostiene que el pasaporte COVID-19 caducará a los nueve meses de la segunda dosis si no se ha recibido la tercera. De este modo, pese a que sólo es una recomendación, Bruselas pretende incentivar la vacunación en los Estados miembro para que decidan inocularse por tercera vez.

El periodo de validez de nueve meses explica la Comisión Europea, "tiene en cuenta las directrices del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), según las cuales se recomiendan dosis de refuerzo como muy tarde seis meses después de la finalización del primer ciclo de vacunación. El certificado seguirá siendo válido por un período de gracia de tres meses adicionales más allá de esos seis meses para garantizar que las campañas nacionales de vacunación puedan ajustarse y los ciudadanos tengan acceso a dosis de refuerzo".