Compartimos con los profesionales de enfermería estos materiales asociados a la utilización de este fármaco bajo el objetivo de minimizar la posibilidad de aparición de algunos riesgos que se consideran relevantes por su gravedad, y aportar al paciente la información o documentos necesarios para tal fin.

El Consejo Andaluz de Enfermería comparte con la enfermería andaluza la siguiente información sobre prevención de riesgos asociados a la utilización del acetato de leuprorelina, técnicamente conocido como ELIGARD. En concreto, es un tratamiento empleado para el cáncer de próstata avanzado que utiliza la última tecnología en liberación prolongada para lograr una supresión de la testosterona consistente y continua. En este sentido, se recuerda que este fármaco se encuentra asociado a una receta cuya administración siempre debe recaer sobre la autorización de un profesional de salud.

Por su parte, el objetivo de estos materiales es ayudarle a minimizar la posibilidad de aparición de algunos riesgos que se consideran relevantes por su gravedad, y aportar al paciente la información o documentos necesarios para tal fin.

Como utilizar Eligard

En concreto, los profesionales de enfermería pueden acceder el siguiente manual en formato audiovisual con las indicaciones a seguir a la hora de utilizar la leuprorelina.

En el vídeo se recogen las instrucciones generales para la administración y preparación de dicho fármaco, así como los detalles de ensamblaje e inyección de ELIGARD, un fármaco cuya preparación y administración debe ser asumida por un profesional sanitario. A modo tutorial, el vídeo lanzado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios arroja luz a las técnicas de preparación y ensamblaje de las jeringas, mezclado y administración del medicamento, así como la posterior eliminación del material empleado.

Instrucciones de preparación y administración

Antes de realizar la mezcla de Eligard lea detenidamente las instrucciones del prospecto y luego sígalas al pie de la letra. En primer lugar, se deberá guardar el producto en su embalaje original dentro del frigorífico (2-8 ºC). Acto seguido, dejaremos que Eligard alcance la temperatura ambiente antes de realizar la mezcla, retirando el producto del frigorífico 30 minutos antes de reconstituirlo).

En primer lugar, se deberá preparar al paciente para la inyección y a continuación, el producto. Por su parte, Eligard deberá ser administrado por vía subcutánea inmediatamente después de realizar la reconstitución. Para la administración, se deberá fijar la aguja de seguridad a la jeringa e ir girando suavemente en el sentido de las agujas del reloj, aproximadamente tres cuartos de giro, hasta que la aguja quede firme. No se recomienda apretar en exceso, ya que podría agrietar el cono de la aguja y provocar una pérdida de medicamento durante la inyección.

Por último, desde la Agencia recuerdan que si el medicamento fue administrado y se sospecha o se conoce una incorrecta manipulación, la eficacia de ELIGARD debe ser monitorizada mediante la evaluación de los niveles de testosterona. En cuanto a las notificaciones de reacciones adversas, se deberán notificar de inmediato al centro autonómico de Farmacovigilancia mediante el sistema de tarjeta amarilla o a través de https://www-notificaRAM.es.

Sobre Eligard

Para más información sobre Eligard, puede consultar la Ficha Técnica del medicamento, disponible en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/66620/FT_66620.html