Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Consejo Andaluz de Enfermería se suma al CGE para insistir en la inminente necesidad de poner todos los mecanismos disponibles para luchar contra una lacra que se ha cobrado ya 1.118 víctimas desde 2003, año en el que empezaron a contabilizarse los casos.

La profesión considera imprescindible aumentar las ratios de enfermera/paciente para, en las consultas, “poder actuar de manera rápida y eficaz contra los maltratadores, así como ayudar y apoyar a las víctimas durante todo el proceso”.

 La enfermería andaluza se suma al Consejo General de Enfermería para poner en valor el trabajo de todas las enfermeras en hospitales, centros de salud, sociosanitarios y otros ámbitos como los colegios para detectar y prevenir casos de violencia contra la mujer. En lo que va de año, según datos del Ministerio de Igualdad, 37 mujeres han sido asesinadas por hombres en España, lo que evidencia el grandísimo problema al que se enfrenta el país y las instituciones, que deben trabajar intensamente para luchar contra esta lacra. Las enfermeras, como profesionales más cercanas a los pacientes, tienen un papel clave a la hora de descubrir posibles casos de maltrato y ayudar a estas mujeres durante el proceso. En concreto, las denuncias presentadas entre abril y junio de 2021 (40.721) aumentaron un 17,8% con respecto a las 34.580 presentadas un año antes, según los datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

De acuerdo con los datos cedidos por el CGE, en estos 11 meses de 2021, 37 mujeres han perdido la vida a manos de hombres que consideraban que eran de su propiedad. Desde 2003, año en el que empezaron a contabilizarse las víctimas, esta cifra asciende hasta las 1.118, lo que supone cinco mujeres asesinadas al mes. Unos datos que no dejan lugar a dudas y revelan una situación dramática que se debe atacar con todas las armas judiciales disponibles.

En este sentido, nos adherimos al a reivindicación del Consejo General para incidir en la importancia de mejorar las ratios enfermera/paciente para hacer frente a situaciones como esta. “En la actualidad, tenemos unas ratios muy por debajo de la media europea. En este sentido, la acumulación de trabajo para todas y todos los profesionales enfermeros hace que muchas veces, problemas como este, no puedan ser atendidos como es necesario, pasando por alto indicios que nos permitirían salvar vidas. Nuestros compañeros están haciendo un esfuerzo sobrehumano desde hace años y mucho más ahora con la pandemia, pero las administraciones deben apostar por la enfermería y contratar a más profesionales para hacer frente a otras pandemias como la de la salud mental o la de, por desgracia, la violencia machista”, resalta Florentino Pérez Raya, presidente del CGE.

Enfermera escolar

Asimismo, desde el CAE insistimos en la importancia de implementar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos de Andalucía, ya que son educadoras en salud, pero también en valores como el respeto, la igualdad o la tolerancia. "Con la integración de la enfermería en los colegios de Andalucía sería más sencilla la prevención de actitudes machistas. Contar con las enfermeras escolares es esencial para luchar contra la violencia de género" ha concluido Carrasco, presidente del Consejo Andaluz de Enfermería.