El Consejo Andaluz de Enfermería muestra su pesar por el nuevo olvido de la profesión enfermera por parte de la Consejería de Salud y Familias en la composición de estas nuevas unidades, en las que sí estarán farmacéuticos, veterinarios y epidemiólogos, entre otros.

El Consejo Andaluz de Enfermería (CAE) muestra su malestar y critica la ausencia de profesionales de Enfermería en las nuevas Unidades de Gestión de Salud Pública (UGSP) que estarán integradas en los distritos sanitarios de Atención Primaria o en las Áreas de Gestión Sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y de la que formarán parte farmacéuticos, veterinarios, epidemiólogos, técnicos de Salud de Educación para la Salud y Participación Comunitaria, y técnicos de Salud de Sanidad Ambiental, pero no enfermeras.

Así lo señala la Orden de la Consejería de Salud y Familias publicada este martes en el BOJA por la que se desarrolla la composición, funciones y funcionamiento de estas unidades, en cuya composición estructural básica la Consejería omite, una vez más, la presencia de enfermeras y enfermeros. Unas UGSP que, según ha informado la Consejería de Salud y Familias, se van a empezar a instaurar en breve en el ámbito de la Atención Primaria.

Ante la publicación de esta disposición, el presidente del CAE, José Miguel Carrasco, ha querido mostrar “nuestro pesar por el nuevo olvido de la profesión enfermera por parte de la Consejería, que omite la presencia de las enfermeras y enfermeros andaluces en estas nuevas UGSP, a pesar de que su experiencia y valoración son esenciales en algunos de los aspectos que abordarán estas unidades”.

Máxime si se tiene en cuenta que en las UGPS se integrarán, entre otras áreas de conocimiento, “la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud”, según el artículo 2.3 de la citada Orden; y que entre las funciones de estas nuevas unidades, reguladas en el artículo 3, se encuentran “desarrollar las acciones necesarias de promoción y educación para la salud, prevención de la enfermedad y vigilancia de la salud”, así como “potenciar la promoción de la salud en acciones conjuntas con la comunidad”, y “la promoción, la protección de la salud y la prevención de los factores de riesgo para la salud en los establecimientos públicos, lugares y sitios de convivencia humana” entre otras funciones.

Además, desde el CAE se recuerda que la Consejería de Salud y Familias no ha solicitado ni tan siquiera el correspondiente informe previo de este Consejo andaluz respecto a la mencionada Orden.