Por su parte, el Consejo Andaluz de Enfermería ha colaborado de la entrega de premios en el acto de clausura que se ha desarrollado durante los días 11 y 12 en la Facultad de Ciencias de la Salud

El órgano que representa a las 43.000 enfermeras andaluzas ha querido participar de la entrega de un premio cuya dotación económica asciende a 500€

Celebradas las XXVI Jornadas Nacionales de la Asociación Española de Enfermería Pediátrica y VI Encuentro Nacional de Residentes de Enfermería Pediátrica. Por su parte, el encuentro se ha desarrollado durante los días 11 y 12 de noviembre de 2021, con sede en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Málaga y edición virtual. En este sentido, el Consejo Andaluz de Enfermería ha delegado en Eva María Timonet, vocal del Colegio de Enfermería de Málaga para participar del acto de clausura de dicho encuentro.

Cabe destacar que la situación de crisis generada por la COVID-19 ha obligado a la Asociación Española de Enfermería Pediátrica a centrarse en la realidad en la que nos encontramos inmersos por lo que ha elegido el lema “Cuidando de la Infancia y Adolescencia en tiempos de pandemia”.

Las jornadas han estado dirigidas a profesionales de enfermería bajo el objetivo de desarrollar un programa científico atractivo que ha contado con sesiones plenarias, conferencias, mesas redondas, sesiones de comunicaciones y talleres. Ponentes de reconocido prestigio han querido participar aportando sus conocimientos y experiencias, en un espacio abierto a la participación centrado en l el dinamismo y la interactividad de las sesiones adaptadas al formato de coloquio virtual que han abordado temáticas de gran actualidad en Enfermería Pediátrica.

De hecho, a través de varias mesas redondas, el encuentro ha servido para evidenciar el esfuerzo realizado durante la pandemia por las enfermeras pediátricas en atención primaria, en el cuidado de la salud infantil y adolescente, reivindicando el papel de la enfermería en este ámbito. Además, se han abordado diversas temáticas como la conducta sexual y riesgos en la adolescencia en tiempos de pandemia, la adecuada intervención sanitaria profesional con el enfoque en las necesidades de los pacientes pediátricos y sus familias, los cuidados paliativos pediátricos en pandemia o la telemedicina en el cuidado al paciente pediátrico crónico durante la crisis sanitaria del COVID-19.

Por último, la mesa redonda de la mano de José Miguel Morales sobre investigación y doctorado ha clausurado estas jornadas en torno a la enfermería pediátrica. Tras el mismo, se ha procedido a la entrega del premio subvencionado por el Consejo Andaluz de Enfermería en una firme apuesta por la investigación y la ciencia enfermera, así como su importancia para los tiempos actuales. Una entrega en la que ha participado Eva María Timonet, en representación del colectivo enfermero.

En palabras de José Miguel Carrasco, presidente del Consejo Andaluz de Enfermería "este encuentro se consolida como una apuesta por la excelencia en la enfermería pediátrica donde se aúnan por un lado la experiencia de los participantes más veteranos, en los ámbitos de la investigación, la docencia o la práctica clínica y por otro las ganas y el entusiasmo de los jóvenes profesionales y residentes que cuentan con un alto nivel de preparación".

La enfermería pediátrica, garantía para la salud infantil

Esta especialidad, que hizo su aparición a finales del siglo XIX, se centra en la prevención y promoción de la salud y cuidados de enfermería a bebés, niños y adolescentes. La enfermería pediátrica cuenta con una labor fundamental para la salud pública ya que se centra en cuidar y controlar el desarrollo de un niño desde su nacimiento hasta la adolescencia.

En añadido, la enfermera pediátrica asume una clara función de educación sanitaria. Es parte fundamental del grupo de atención primaria; un contacto accesible a la población infantil y una referencia vital para la implementación de hábitos saludables. En este sentido, su labor pasa por convertirse en un apoyo indispensable a las familias.

De hecho, las enfermeras trabajan mano a mano con los padres, evaluando sus conocimientos para el cuidado del niño, proveyéndoles de instrumentos y recursos para que lo realicen correctamente. En este sentido, desde el Consejo Andaluz de Enfermería recordamos que dicha labor de prevención y educación también se debe realizaren centros educativos a través de la figura de la enfermera escolar, pieza clave en la promoción de la salud de la comunidad escolar.